jueves, 24 de noviembre de 2011

Consejos para viajes largos en avión

Estimado doctor:

Estamos planeando un viaje de unos 10 días a Japón y quisiéramos saber si tenemos que hacer algo o tiene alguna recomendación en particular. Muchos cariños. Alberto y María Paz.

Estimados Alberto y María Paz:

Existen varias recomendaciones que pueden ser de utilidad para viajes en general y algunas para viajes en particular como en su caso, que viajan a Japón, para prevenir los trastornos del sueño o quienes viajan a alturas como el Macchu Picchu para prevenir el mal de montaña (que nosotros conocemos como apunamiento).

Pero, como ustedes viajan a Japón me limitaré a darles las recomendaciones para viajes en general y para Japón en particular.

Recomendaciones para viajes en general

  • Es bueno que lleven con ustedes (no en el equipaje despachado, sino en el de mano) una lista de los problemas médicos que tienen y las medicaciones que toman. Yo les puedo hacer este breve resumen en español e inglés lo que les servirá para la mayoría de los viajes. En caso de tener alergias mayores1 y conocidas a medicamentos y/o alimentos también deben ser especificadas.
  • Los pacientes con antecedentes de infarto de miocardio (corazón) no complicado o a quienes se les realizó una intervención coronaria como un bypass o la colocación de un stent2 no deben viajar hasta al menos dos a tres semanas del evento. La angina inestable3 es una contraindicación para los viajes en avión; la angina estable4 es generalmente bien tolerada durante los vuelos.
  •  Un accidente cerebrovascular dentro de las dos semanas anteriores es una contraindicación para viajar.
  • Pacientes con enfermedades cardiopulmonares serias pueden comprometerse severamente por una pequeña disminución de la presión de oxígeno que ocurre a bordo de los vuelos comerciales y deben ser evaluados para una eventual necesidad de suministro de oxígeno durante el viaje.
  • Los viajes prolongados aumentan 2 a 4 veces el riesgo de tromboembolismo venoso5. Moverse durante el viaje, hidratarse y utilizar medias elásticas de compresión por debajo de la rodilla pueden ayudar a prevenir el tromboembolismo venoso (véase abajo: Recomendaciones para prevenir el tromboembolismo venoso).
  •  Los pacientes con infecciones respiratorias significativas (como neumonía y tuberculosis) no deberían viajar. Los viajes aéreos están contraindicados en pacientes con sinusitis severas, cirugía facial reciente o epistaxis recurrente severa6. Los pacientes con infecciones respiratorias altas7 que no pueden evitar volar pueden beneficiarse del uso de descongestivos nasales o aerosoles nasales que contengan un vasoconstrictor8 utilizado 30 minutos antes del descenso.
  •  Los pacientes deberían posponer los viajes al menos 10 a 14 días luego de procedimientos quirúrgicos abiertos9. Los pacientes a quienes se les ha realizado una colonoscopia10 con polipectomía11 deberían esperar al menos 24 horas para volar.
  •  Los pacientes con hemoglobina por debajo de 8,5 g/dL12 deberían generalmente recibir oxígeno durante el viaje a menos que la anemia sea conocida y bien tolerada.
  • El buceo reciente aumenta el riesgo de desarrollar síndrome de descompresión13 por lo que deberían esperar unas doce horas para volar luego de su última sumersión; quienes han realizado múltiples sumersiones o sumersiones que requieren paradas de descompresión14 deberían esperar 48 horas antes de volar.

Recomendaciones para prevenir el tromboembolismo venoso

  1. Muévase y camine cada hora o cada dos horas.
  2. Evite las ropas ajustadas (cinturones).
  3. Flexione y extienda los tobillos y rodillas periódicamente durante el viaje; evite cruzar las piernas; cambie frecuentemente de posición mientras está sentado.
  4. Consuma líquidos frecuentemente para evitar la deshidratación.
  5. Evite los agentes que favorecen la inmovilización (sedantes, hipnóticos, bebidas alcohólicas).
  6. Utilice medias elásticas por debajo de la rodilla.

Recomendaciones para el viaje a Japón de Alberto y María Paz

Quienes atraviesan varias zonas horarias (cinco o más) pueden sufrir lo que se llama “jet lag” (retraso del jet en traducción literal) que es un retraso en el “reloj corporal” o ritmo biológico con que el organismo se adapta al medioambiente. El ritmo del sueño se altera particularmente lo que produce cambios en el funcionamiento físico y mental.

El jet lag es diferente de la fatiga común de los viajes que suele resolverse con un buen descanso.

Como ejemplo, el “reloj corporal” controla la secreción de melatonina13 por la glándula pineal14, un factor interno importante y la luz, factor externo, inhibe su secreción.

Los factores externos acomodan gradualmente este “reloj corporal” pero, de todas formas, un cambio rápido a través de las zonas horarias puede hacer que estos cambios lleven más tiempo.

Este reajuste y resincronización del reloj corporal puede tomar una hora diaria cuando se viaja hacia el este y una hora y media diaria cuando se viaja hacia el oeste.

Prevención y tratamiento

Las medidas que maximizan las señales externas (del medioambiente) “empujan” el reloj hacia el ritmo normal al destino y pueden comenzarse al momento o posiblemente antes de partir. La exposición a la luz es el factor más importante: después de un viaje hacia el oeste (si viaja a Japón vía Oceanía) los viajeros deben permanecer despiertos durante las horas diurnas en el destino y tratar de dormir cuando oscurece; después de un viaje hacia el este (si viaja a Japón vía Europa) los viajeros deben tratar de permanecer despiertos pero deben evitar la luz de la mañana y estar afuera lo más posible durante la tarde. Esto ayudará a ajustar el reloj corporal y activar la secreción propia de melatonina en las horas apropiadas. Otras señales pueden reforzar esto:

  • Coma a las horas que uno come usualmente en el destino (si uno almuerza a las 12 almuerce a las 12 en Japón).
  • Haga ejercicio.
  • Haga tours en los horarios donde la exposición a la luz es como indiqué anteriormente.

Administración de melatonina (Melatol®) exógena

La melatonina redujo el “jet lag” en varios ensayos y el beneficio parece ser mayor cuanto más husos horarios se cruzan.

Dosis

La mayoría de los estudios utilizaron dosis de 5 mg. La dosis recomendada es 2 a 3 mg antes de acostarse el día del viaje cuando viaja hacia el este y por cuatro días luego del arribo en todos los casos (si viaja hacia el oeste, no es necesario empezar antes del viaje sino cuando ya está en destino).

  • Los viajeros que cruzan cinco o más husos horarios se pueden beneficiar del uso de melatonina, especialmente si han experimentado jet lag en viajes previos. También es razonable que la utilicen quienes hacen su primer viaje si el jet lag puede interferir en forma importante sus actividades en destino (horarios preestablecidos, trabajo, conferencias).
  • El uso de melatonina para el jet lag en niños no ha sido estudiado y, por lo tanto, no puede recomendarse.
  • Se recomienda tomar 2 a 3 mg de melatonina 30 minutos antes de acostarse el día antes del viaje cuando se viaja hacia el este; todos los adultos pueden tomar melatonina 30 minutos antes de acostarse en el destino (los que viajan vía este y oeste) por cuatro días en el lugar de destino. Es mejor evitar el uso de alcohol cuando se toma melatonina.

Los hipnóticos o tranquilizantes de vida corta pueden mejorar la calidad y el tiempo de sueño mientras que las bebidas energizantes o para mantenerse despierto pueden reducirlos. Algunos pasajeros pueden encontrar que los beneficios son sobrepasados por los efectos adversos. Además, durante el viaje, es conveniente evitar el sueño y la inmovilidad prolongados (véase arriba: Recomendaciones para prevenir el tromboembolismo venoso).




Notas:

La mejor evidencia de la utilidad de la melatonina es en la situación antes descripta. No está demostrado que tenga utilidad para el tratamiento de otros trastornos del sueño.

El uso de benzodiazepinas de vida corta como el alprazolam es común y puede ser de utilidad.

Las benzodiazepinas hipnóticas como el zolpidem (junto con la melatonina) tomadas antes de viajar y por cuatro días en el destino pueden mejorar la calidad del sueño.

Presentaciones comerciales y marcas de melatonina

La melatonina está ampliamente difundida y puede ser adquirida en forma libre y hasta por Internet. En algunos países puede ser comprada hasta como suplemento dietario que no requiere prescripción, no está patentada y pocos estudios tienen fundamento científico.
Existen múltiples nombres y formas comerciales. La más conocida o difundida es  Melatol®.  Se expende en forma de comprimidos ranurados en cajas de 10, 15, 30, 40 y 60 unidades y el precio actual sin descuento es de alrededor de $ 1 por comprimido (fecha: 24 de noviembre de 2011)

Glosario

  1. Alergias mayores. Son episodios graves ante la ingesta de un medicamento o alimento que incluyen hinchazón súbita y enrojecimiento de la cara y dificultad para respirar. No incluyen episodios leves como ronchas o picazón de la piel.
  2. Stent. Es un tubito que se introduce en las arterias para abrir su luz y desobstruirlas.
  3. Angina inestable. Es el dolor de pecho de origen cardíaco que ocurre en reposo, ante esfuerzos mínimos como vestirse o que cambia rápidamente de modalidad como por ejemplo en quienes lo experimentaban ante determinados esfuerzos como subir cuatro pisos por escalera y comienzan a experimentarlo ante menores esfuerzos como subir un piso o caminar unos metros.
  4. Angina estable. Es el dolor (generalmente de pecho) de origen cardíaco que ocurre ante determinados esfuerzos (nunca en reposo) como caminar un determinado número de cuadras o subir determinada cantidad de pisos por escalera.
  5. Tromboembolismos venosos. Es la coagulación de la sangre dentro de las venas. De estos coágulos se pueden desprender pequeños fragmentos que se enclavan en vasos sanguíneos del pulmón y producen lo que se conoce como tromboembolismo pulmonar que, dependiendo del tamaño del coágulo enclavado puede ocasionar la muerte. El tromboembolismo venoso es raro en personas jóvenes y sanas pero puede ocurrir y es más frecuente en personas con factores de riesgo como la obesidad
  6. Epistaxis recurrente severa. Sangrado de nariz importante y que se repite frecuentemente.
  7. Infecciones respiratorias altas. Catarros y resfríos.
  8. Vasoconstrictor. Sustancia que contrae los vasos nasales evitando la congestión. Deben ser utilizados con consejo del médico y siempre en tiempos muy limitados puesto que están destinados a aliviar los síntomas y no a resolver el problema. Su utilización por tiempo prolongado causa acostumbramiento y efectos adversos como control inadecuado de la presión arterial en pacientes hipertensos.
  9. Procedimientos quirúrgicos abiertos. Cirugías en las que se abre el abdomen o el tórax, por ejemplo.
  10. Colonoscopia. Endoscopía del intestino grueso.
  11. Polipectomía. Resección de pólipos en la colonoscopia.
  12. Hemoglobina por debajo de 8,5 g/dL. Anemia, cantidad insuficiente de glóbulos rojos que conlleva un transporte inadecuado de oxígeno a los tejidos y en los que la falta de oxígeno externo, como puede ocurrir en los aviones, produce o agrava los síntomas.
  13. Enfermedad por descompresión. En los ascensos rápidos por diferencias de presión en los tejidos se pueden formar burbujas de gas que pueden obstruir los vasos sanguíneos y provocar embolias por gas.
  14. Paradas de descompresión. Ascensos graduales de la profundidad para evitar los bruscos desequilibrios de presión y la embolia gaseosa.

 ¡Que tengan un buen viaje!

1 comentario:

  1. Estimado Doctor: me llamo Silvia de Capital Federal-Argentina y estoy por viajar a India y China. Desearía conocer cuales son los mejores consejos, ya que sería mi primer viaje en aviones....tan largo en tiempo y cambios culturales. muchas gracias....le saluda. Silvia de Argentina. Excelente sus posts. Mail contacto: silvia.salomone@gmail.com

    ResponderEliminar